Escuela Bíblica Católica de Denver

Sobre la Escuela Bíblica

El Concilio Vaticano II nos recuerda que la Sagrada Escritura es fundamental para nuestra relación con Jesucristo. Como dijo el antiguo padre de la Iglesia, San Jerónimo, “La ignorancia de la Escritura es la ignorancia de Cristo”. Durante décadas, la Escuela Bíblica Católica de Denver ha ofrecido 2.000 años de enseñanza bíblica católica a los fieles laicos.

En respuesta a la llamada del Concilio Vaticano II a la renovación en el estudio de las Escrituras, la Escuela Bíblica Católica de Denver fue fundada en 1982 para dar a los adultos las herramientas y habilidades que necesitan para escuchar de nuevo la invitación de nuestro Señor en las páginas de la Biblia… para seguirle. Desde entonces, innumerables estudiantes de la Escuela Bíblica se han encontrado caminando en las huellas de nuestro Señor.

Aquí, en la Escuela Bíblica, hemos reunido un equipo de primera clase de instructores experimentados que tienen un profundo amor por las Escrituras y la fe católica. A través de la oración, las conferencias, las discusiones en grupos pequeños y el trabajo semanal del curso, nuestros maestros instructores te guiarán a través de la Biblia y demostrarán la relevancia de la Palabra viva de Dios en el mundo de hoy.

Nuestro plan de estudios se centra en el “enfoque narrativo” de las Escrituras, que consiste en un estudio exhaustivo de la historia de la salvación en cada libro de la Biblia, desde el Génesis hasta el Apocalipsis, para ver cómo las promesas, profecías y pactos de Dios del Antiguo Testamento se cumplen en la Persona y la misión de Jesucristo y su Iglesia.

Una vez completado con éxito este programa integral de cuatro años, el estudiante recibe un “Certificado en Estudios Bíblicos”.

Currículo

Año 1 – Del Edén al Exilio
(De Génesis a Macabeos)
En el primer año de estudio, recorremos la historia de la salvación en el Antiguo Testamento. Los alumnos estudiarán sucesivamente cada uno de los libros narrativos del Antiguo Testamento, trazando la estructura de la alianza del plan salvador de Dios desde la creación del cosmos en el Génesis hasta la victoria de su pueblo elegido sobre sus opresores griegos en los días de los macabeos. Los estudiantes obtendrán una nueva apreciación del significado y los detalles de historias familiares como la narración del Diluvio y las Diez Plagas en Egipto. Se enfrentarán a pasajes difíciles, como la orden de Dios a Israel de destruir totalmente a sus enemigos durante la Conquista de la Tierra Prometida. Los estudiantes también descubrirán nuevos elementos de la historia de la salvación que unen las diversas historias como un todo cohesivo que prepara el escenario para Jesucristo.

Año 2 – La Proclamación del Reino
(La vida de Cristo, Hechos de los Apóstoles y las Cartas de San Pablo)
Equipados con una comprensión más profunda del plan de salvación de Dios revelado en el Antiguo Testamento, los estudiantes de segundo año explorarán el cumplimiento de ese plan en la vida, Pasión, muerte y resurrección de Jesucristo. El segundo año comienza con un estudio en profundidad de la vida de Cristo, tal como se presenta en los evangelios de Mateo, Marcos y Lucas. Después de estos “evangelios sinópticos”, pasamos a los Hechos de los Apóstoles para descubrir cómo la Iglesia sigue anunciando y haciendo presente la obra salvadora de Jesús, desde la época apostólica hasta nuestros días. Y, teniendo en cuenta que incluso San Pedro reconoció que hay mucho en las cartas de San Pablo que puede ser difícil de entender (ver 2 Pedro 3:15-16), terminamos el segundo año con una lectura cuidadosa y un estudio cercano de las Cartas de San Pablo.

Año 3 – El Juicio y la Restauración
(Los Profetas, Tobías, Judit y Ester)
El tercer año de estudio vuelve al Antiguo Testamento para explorar la literatura profética. Con una visión general de la historia de la salvación del primer año y un estudio detallado de Jesucristo y su misión del segundo año, los estudiantes están ahora preparados para abordar los profetas y conectar los puntos cruciales entre las promesas del Antiguo Testamento y su cumplimiento en Cristo. Al estudiar cada uno de los profetas mayores y menores, consideramos su contexto particular, la audiencia a la que se dirigen y el significado que hay detrás de las imágenes que emplean. Al sumergirnos en las tinieblas de la infidelidad de Israel y en la luz de la salvación prometida por Dios, encontraremos no sólo conexiones históricas, sino también relevancia moderna.

Año 4 – La Sabiduría y la Palabra
(Los Salmos, Libros Sapienciales, las Cartas católicas y los escritos de San Juan)
“En el principio era el Verbo, y el Verbo estaba con Dios, y el Verbo era Dios” (Juan 1:1). La mayoría de los católicos están familiarizados con la identificación de Jesucristo como la Palabra de Dios, pero ¿por qué? ¿Cuál es el significado de llamarle “Verbo”? En este último año de estudio, los estudiantes se adentran en los Salmos y en la literatura sapiencial del Antiguo Testamento (Job, Proverbios, Eclesiastés, Cantar de los Cantares, Sabiduría de Salomón y Eclesiástico) para descubrir el contexto veterotestamentario de la Sabiduría (o Palabra) de Dios. A partir de ahí, pasamos al Nuevo Testamento y estudiamos las cartas de Santiago, Judas y 1 y 2 Pedro. Finalmente, los temas de los tres años anteriores se unen al estudiar el Evangelio y las Epístolas de San Juan y el libro del Apocalipsis.